Carmen Martín Robledo

Mas allá de Silicon Valley

Tengo pendiente escribir uno o varios post sobre la Red Innova, pero no tiene ningún sentido escribir acerca de lo que otros han escrito sobre su paso por el evento: unos a favor, otros en contra y unos cuantos que, desde una tibia posición, se conformaron con hacer “Networking”.
Un evento hecho en la castiza “Atocha”, donde todas las personas tuvimos que aceptar que el inglés fuese el idioma oficial por obligación, presente en los dípticos, las presentaciones y en muchas tertulias… que sí, que había cacharritos de traducción simultánea. Por eso me preguntaba yo por qué si en una tertulia de cinco sólo uno hablaba inglés no le daban a él el cacharrito para que entendiese el castellano, porque es que estábamos en Madrid. Durante mis seis meses de estancia en Londres no conocí a ningún inglés que se esforzara tanto como nosotros en hablar perfectamente otro idioma.
Además de este detalle anecdótico que me produjo cierto dolor de cabeza puesto que entiendo el inglés, pero me encanta el castellano cuando estoy en España, me sorprendió lo simples que pueden ser los pensamientos de muchas personas de éxito en el mundo de las TIC. Su triunfo se reduce a dos palabras: Silicon Valley y para el dueño de Seesmic y para el empresario Xavier Verdaguer (entre otros) si no estás allí no tienes nada que hacer.
Lo escucho y me quedo estupefacta porque estas personas, me imagino yo, han tenido la oportunidad de conocer lo que pasa en otras partes del mundo gracias a Internet, y que países como China, Japón, India o inclusive el continente africano -y por descontado España- también tienen su propio espacio en el mundo de la innovación y la emprendeduría, y que personas como yo están empeñadas en triunfar independientemente del lugar donde vivas, obviamente usando la movilidad virtual como herramienta fundamental de gestión empresarial.
Cuando me preguntan de dónde soy -cuando estoy en La Península- y respondo que de Tenerife, siempre hay cierta extrañeza en el ambiente y me hace gracia porque hablamos de Redes Sociales, de trabajo virtual y el espacio físico parece que siempre es importante, a pesar de trabajar en un espacio intangible.
¿Hablaban que Google estaba en Silicon Valley?. Creo que una empresa como ésta está en la red más allá de Silicon Valley.
Obviamente no le quito mérito al sistema creado en este espacio, pero que todo se mueve alrededor de él es una forma bastante simple de ver un mundo muy complejo lleno de oportunidades mas allá de Silicon Valley.
Precisamente hoy he estado viendo una campaña dedicada a Vicente Ferrer y posiblemente este hombre haya innovado más que todo USA entera. Su ingenio ha logrado que miles de personas en la India tengan un plato de comida diaria sin necesidad de mendigar. La mujer se ha convertido en la gestora de la economía familiar y muchos niños llamados “intocables” por no pertenecer a ninguna casta, hoy en día son titulados universitarios con éxito profesional.
Soy empresaria y estaría encantada si logramos que nuestra empresa llegue a triunfar económicamente, pero después de conocer niveles de riqueza prácticamente inalcanzables en Venezuela, sé que además del dinero que a todos nos gusta, el triunfo en la vida se debe medir por lo que haces y dices y no sólo por lo que tienes.
En la Red Innova nos mostraron un mundo que no me gusta, dividido por colores = poder, el naranja pertenecía a los VIP (very important people) y de verdad, creo que si pretendemos vivir en un mundo “plano” este estatus (¿gente muy importante?) huele a antiguo y raya la ridiculez.
La humanidad y su diversidad nos permiten contar con oportunidades allá donde estemos. Nadie ha dicho que emprender sea fácil, pero pensar que si no estás en Silicon Valley no triunfarás, repito, es reducir nuestra vida a un lugar y a una forma de pensar y de actuar que no todas las personas compartimos o deseamos alcanzar.

Carmen Martín

Etiquetado como: , ,

20 comentarios »

  1. Buen artículo y buenos comentarios, si nos vamos todos, q pasa con la industria y riqueza local, si algo es bueno, y mas en temas tecnológicos, se puede trabajar en donde sea, otra cosa son los mercados y relaciones…ánimos q se puede y 1ro hay q creer en ello!

    Un abrazo!

    Me gusta

  2. Muy buen artículo y reflexión Cármen.

    Seguro que hace muchos años ya a Amancio Ortega le dirían, “¿diseñar ropa desde Arteixo/A Coruña? Estás de coña. Para eso tienes que estar en Milán.”

    Nuestra startup es gallega. Hace unos días una persona conocida de Internet me preguntaba, “¿dónde estáis?” , y yo le respondía “en Coruña”. El me contesta “lo tenéis jodido desde aquí” aludiendo a una hipotética campaña de ventas nacional donde siempre sueles estar localizado en MAD/BCN; mi contestación fue “nosotros apuntamos a nivel global así que lo tenemos tan jodido como cualquiera de MAD/BCN”.

    La innovación no entiende de localización. Si el producto es bueno tanto me da que esté en Silicon Valley o en Badajoz.
    Ya es hora de quitarse complejos!

    Enhorabuena por el tema.

    Me gusta

  3. Has sido suave, yo hubiera dicho cosas más duras! 🙂
    Coincido contigo en la cosas que te llamaron la atención. Lo de invitarnos a irnos a Silicon Valley me pareció una contradicción si queremos generar riquea local y sacar el país adelante.
    Como sabes gui muy dura y muy crítica con el evento: me pareció y me parece una tomadura de pelo. Yo esperaba escuchar casos prácticos, situaciones reales, aterrizajes no forzosos de temáticas de los que todo el mundo habla y nadie sabe profundizar.

    Innovación en la red o la red para innovar. Quizá el error sea ése, unir de manera redundante lo que per sé debe estar separado para no crear dobles ni triples significados del absurdo.

    Quizá la innovación la encontremos cuando dejemos de hablar de red y de innovación, cuando nos centremos en el negocio, en los proveedores, en la logística, en la estrcutura de costes, en las finanzas… en el mercado global.

    Quiza la red innova esté ahí fuera, esté pasando. El ejemplo que pones de Vicente Ferrer es fantástico. Hoy por ejemplo, mi fisio me contaba que su mujer, dueña de una empresa de material industrial, acababa de cerrar un acuerdo con un valenciano para crear una tienda online donde proveer a Alemania de un producto fabricado en Minesota. Esa es la red innova, la que no existe,la que no se ve, la que está existiendo y generando riqueza a un país que no necesita irse a Silicon Valey para demostrar que otro mundo es posible.

    Quiza sea tiempo de mirar hacia otro lado, o siplemente de mirar por encima de la pantalla, a otro pueblo otra industria y otro género social, que no sepa lo que es la red innova, ni le importe.

    Un abrazo

    Me gusta

  4. A mí me lo vas a decir, que vivo en Silicon Sóller. Nah. :-)))

    Un saludo muy cordial!

    Jaime

    Me gusta

  5. Fe de erratas: Quize decir “PAREZCA INALCANZABLE en algunos paises de Latinoamérica” cuando me hablo de la riqueza en la que como bien dices, “niveles de riqueza prácticamente inalcanzables en Venezuela” en México por lo menos es parecido.

    Me gusta

  6. “el triunfo en la vida se debe medir por lo que haces y dices y no sólo por lo que tienes”. <- Vaya que tienes razón en esta cita lo dices todo.

    Me encantó tu artículo y pues sí, tratandose en cuestión de tecnología aún hay muchos eventos en los cuales se raya en la ridiculez de siglos pasados "elitizando" a los asistentes.

    Somos más los que estamos afuera de Sillicon Valley aunque no tengamos la riqueza (o no parezca inalcanzable en algunos de nuestros paises en el Continente Americano).

    Pero el éxito como bien lo dices no debe medirse en cuanto tienes o donde vives, o en que zona está ubicada tu empresa u oficina.

    Me gusta

  7. ¡Muy de acuerdo Carmen!
    Afortunadamente, el mundo virtual es más, mucho más amplio que Silicon Valley y mucho más rico, creativo e innovador que lo que algunos pretenden imponernos.
    El mundo de las redes es de los que las hacemos con nuestras aportaciones, críticas y opiniones, sean des donde sean, y vengan de donde vengan. La soberbia siempre ha sido mala compañera y siempre se vuelve contra quienes pretenden ser poseedores de la verdad absoluta y del pensamiento único. Y eso sí que es anacrónico.
    El poder de la red está en la red y la red es abierta y heterogénea y ahí reside su riqueza, no en la lengua que se hable ni en el lugar en el que se redida, por muy Silicon Valey que sea. Cada emprendedor, como tú Carmen, tiene su propio Silicon Valey, dispuesto para la innovación y la creatividad y las ideas son el mayor activo de un emprendedor.
    Sigue adelante y persevera en tu magnífico trabajo.
    Un abrazo.

    Juanmi

    Me gusta

    • Juanmi, gracias por tus comentarios que por supuesto me llenan de energía. Has captado precisamente lo que quería decir y me alegran tus palabras mucho más acertadas que las que escuché en la mayoría de los ponentes. Saludos

      Me gusta

  8. Carmen, comparto lo que dices con mi visión utópica del ser humano y la tecnología que nos ayuda a romper barreras y crear lazos… pero debo admitir que la evidencia los últimos años me ha mostrado lo contrario (lamentablemente).

    Ejemplos:
    * Empresas de Latino América o Europa que crean “sedes” en EEUU y dicen que son la principal para que su marca tenga “valor” al ser del país puntero en economía digital.

    * En áreas de tecnología y economía del conocimiento, decir que eres de Canarias es igual a ser el raro. Al inglés le resulta interesante para conversar sobre eso, pero prefiere a gente de Barcelona o Londres, o mejor EEUU… la tradición tiene eso.

    * El entorno te limita. Lo digital nos permite movernos de un lado a otro, pero aún la mayoría de las personas quieren sentarse contigo y hablar en vivo. He tenido que ir a reuniones en Madrid, Barcelona (o Alemania, etc) solo para tomarte un café y decir 4 cosas que por Skype hubiera sido suficiente… eso te limita cuando tus clientes/inversores/proveedores están todos en un área determinada.

    Creo que la gente tiene cierta obsesión con Silicon Valley, Nueva York, etc pero es cierto que los “caldos de cultivo” que existen ahí para hacer negocios no los encontramos en Madrid y menos en Tenerife.

    Supongo que ese proceso hacia la virtualización real de los negocios es imparable, y en efecto poco importará donde te encuentres… pero quizás hoy, no es del todo así.

    Me gusta tu reflexión y creo que tiene múltiples lecturas, por lo menos me he quedado dando vueltas a varias ideas 😉

    Un abrazo!

    Me gusta

    • Bernardo, gracias por tu comentario y sobre lo que dices claro que tienes razón. La cuestión es que debemos luchar contra este sistema. Yo ya lo he hecho con clientes que se negaban a usar otro sistema que la llamada telefónica o la reunión presencial y se han dado cuenta que otra fórmula de trabajo es posible.
      Así que si ponemos un poco de nuestra parte seguramente lo lograremos.

      Me gusta

    • Es interesantísimo todo lo que comentas… “* El entorno te limita.” en mi caso sucede que algunos clientes que no son de mi ciudad prefieren empresas locales de su ciudad, porque de esa manera se sienten más seguros.

      Me dedico al Desarrollo Weby a lo que me refiero es:

      Para desarrollar un sitio de una empresa que radica en otra ciudad distinta a la mía no necesariamente tengo que irme a vivir al sitio de donde es la empresa.

      Pero es una mentalidad tanto de consumidores como de proveedores que tenemos que ir cambiando (y sé que así será) poco a poco.

      Aún no esta listo como bien comentas. Pero espero que la situación vaya cambiando.

      Me gusta

      • Hola Nessroman, me alegro que te guste lo que he escrito, y me encanta conocer que estás en México. Eres el claro ejemplo de que vivimos en un mundo plano y global, aquí estamos hablando a miles de kilómetros de distancia y sin embargo te siento aquí al lado. Saludos desde Tenerife.

        Me gusta

    • Cada vez tengo más claro que hay eventos que dan más por el Networking que por otra cosa. Prefiero las cosas en pequeño, más ricas en contenido real. Porque está muy bien tanto nombre, pero lo que vi en el streaming es que esos nombres vinieron a “hablar de su libro” todos sin aportar mucho más de valor… Y en tu reflexión, completamente de acuerdo, es además de un enorme contrasentido que vengan a vendernos las ventajas de los medios sociales y los entornos virtuales para luego decirnos que eres un mindungui si no tienes una dirección en Sillicon Valley que por cierto deberían ver más a la India no sea que un día se encuentren con la sorpresa de que ya no son tan trendies.

      Me gusta

  9. En términos generales suscribo tu opinión: la clasificación en términos de la “importancia” de unos y la exclusión de ese círculo de otros, es algo, definitivamente, caduco en nuestros esquemas (¿emergentes?) de percepción del mundo.

    Eso también se hace incompatible con eso que llamas los niveles de riqueza impensables en mi país.

    La contradicción, parece, nos habita en tanto que seres humanos. Y parece, también, que va siendo tiempo de que, aceptándolo, podamos surgir desde allí.

    Un abrazo grande.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.277 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: